Formalidades de la renuncia y el finiquito

Guía publicada por:
Plus
Logo-anonimous-w100

La renuncia y el finiquito para tener valor tienen que cumplir con varias formalidades, de lo contrario, no son válidas.

Si usted como trabajador quiere renunciar a su trabajo, o bien van a hacerlo firmar el finiquito, tiene que tener presente que no basta solo con "firmar el papel", sino que debe hacerlo ante un ministro de fe.

El ministro de fe puede ser un notario, un inspector del trabajo o un delegado sindical. El papel del ministro de fe es certificar que usted como trabajador no está siendo forzado a firmar bajo amenaza u otro equivalente.

Es tan importante la intervención del ministro de fe, que, de no cumplirse este requisito, nuestra ley laboral le quita todo valor, señalando que "no podrá ser invocado por el empleador", según el artículo 177 del Código del Trabajo.

Pedir más información sin compromiso